Páginas vistas en total

España ................ ME GUSTA MI PAIS!!!.

TRADUCE ESTE BLOG A TU IDIOMA O LENGUAJE

domingo, 22 de enero de 2012

Nueve Almas por El Álamo.

Ante todo mi agradecimiento a los grandes compañeros que se han dejado caer por El Álamo en el día de hoy, sin ellos esto no hubiera sido posible, gracias a: Patricia, Andrés, Alberto, Jaime, Millán, Jorge, Jorge(químico) y el Gran Juli.

Enlace de la grabación que hizo El Juli, durante la salida en bici por El Álamo 22 de Enero.



Una jornada y una buena ruta  que se ha celebrado con el entusiasmo y las ganas de unos bikers que buscan la diversión y pasar un rato en buena compañía.
 Se ha iniciado la marcha en El Álamo, temprano, por aquello de la cantidad de Km, con desniveles cortos pero importantes.
 Atravesando el pinar de El Álamo, y por el camino de Madrid hasta coger el camino de yeseros, se llega al camino que nos acerca hasta el Parque Arqueológico de Carranque, donde nos adentramos en un bello paraje que el Río Guadarrama tiene a bien regar y decorar los alrededores, incluso en invierno. Dentro del Parque Arqueológico, se cruza el majestuoso puente de grandes pilares de hierro y un suelo de madera, que une las dos orillas, para adentrarnos por la arboleda y empezar a subir el repechón interminable hasta la urbanización de Canto blanco, las rampas superan hasta el 17% de desnivel. Un rosario de ciclistas (nueve en total), van llegando hasta el final con el cuerpo bien caliente y la primera dificultad, superada.
 Ponemos rumbo hacia Batres, donde una divertida y congelada bajada, otra vez nos sitúa en el Río Guadarrama, para después de un breve avituallamiento y unas fotos, iniciamos la subida al Monte de Batres. 2,5 Km de intensa subida, hasta la urbanización Coto Redondo. Relajando piernas, cruzamos y bajamos por la urbanización, para salir a la desembocadura del Arroyo de los Combos en el Río Guadarrama, y vadear este arroyo hasta Arroyomolinos.
 A la altura del antiguo molino, un carrusel de estrechas sendas como una autentica montaña rusa, nos hace olvidar los esfuerzos y cansancio de la ruta para divertirnos como niños en el sin fin de toboganes, curvas cerradas y peraltadas por la orilla del Arroyo de los Combos y llegar al carril bici de Arroyomolinos, cuyo camino es cortado a tajo por la carretera... (Sin palabras).
 Nuevamente en la ruta, subimos hasta Móstoles y al Parque de El Soto, cruzando este, hasta llegar por un camino paralelo a la Vía Verde del Guadarrama y terminar en el recién adecentado y restaurado viejo puente de hierro del tren de Almorox.
 Como las fuerzas de algún componente estaban en el límite, acortamos el camino hacia El Álamo siguiendo paralelos al Río Guadarrama por el camino de Madrid, una zona llana y de cultivo que en parte, abastecen a la Comunidad de Madrid.
Una jornada para repetir. Un abrazo.


Nos vemos en Valdemorillo.