Páginas vistas en total

España ................ ME GUSTA MI PAIS!!!.

TRADUCE El BLOG A TU IDIOMA O LENGUAJE

jueves, 11 de abril de 2019

Otra vez por el puente roto


Ahí sigue, en su soledad y abandono, nadie recuerda como era aquella sólida construcción tan utilizada para facilitar el paso por encima del Arroyo de Bobadilla.

 La fuerte tormenta de "aquel año" lo arrasó todo y dejó el cauce, como al principio, sin obras, sin huellas del hombre. Solo sus orillas mantienen la compostura y desde allí quien osa acercarse, ve lo poco que queda... Titánicos bloques de hormigón de lo que fuere un recio puente, reposando en el fondo de ese ínfimo e irrisorio cauce, dando cobijo a pequeñas especies de la zona, donde esa soledad les permite establecerse como su paraíso particular.

 Un rodeo cerca de una autovía, salva el corte para acceder al otro lado y así lo hicimos.


 Ese día teníamos programada la ruta invertida, y los artefactos electrónicos, se volvieron locos por no entender las coordenadas a seguir, hasta que establecieron ellos mismos el rastreo hacia atrás, otra hazaña para las pequeñas máquinas.

 La decena de almas en este grupo estudiaba sobre la marcha, otras alternativas para no "sufrir" indebidamente y la fuerte subida de trialeras del inicio, solamente fue ciclada por menos de la mitad y estuvo bien, pero, empezaba con la desventaja para los tramos finales.

 Rodamos por los límites de la provincia de Toledo dirección Este, acotando poco a poco el terreno conocido de sobra por casi todos, a la vez que disfrutábamos por tenerlo esos días bien asentado y en perfectas condiciones.

 Una alerta en el grupo por avería, mantuvo la incertidumbre hasta el avituallamiento.


 Javi, estaba sin freno en la rueda trasera, suponía que con unas "palabras de ánimo" a las pinzas y manetas o aflojar un tornillo aquí y dos golpecitos allá, se solucionaría el contratiempo. ¡Qué va!


La minuciosa observación de ojos expertos dio con la terrible causa de aquél desaguisado.

Se apreció que la mecánica no acoplaba correctamente en tan delicada y vital zona, el redondo disco acerado estaba en lugar inapropiado, sin sujeción, abandonado en el centro de la rueda por la deserción de todas las piezas de titanio que lo deberían estar fijando. Suerte que no se movió y todo quedó para el recuerdo, eso sí, la avería fue importante. Javi pudo seguir pedaleando hasta el final.

 Los parajes en torno al Parque Regional del Río Guadarrama, adentró de lleno por la Ruta del Quijote, hasta las Ruinas Arqueológicas de Carranque. Su bosque de olmos fue también una alegría para la vista y con el frescor de la arboleda, casi estábamos en casa.



Antes quedaba pasar un rato retenidos en las ponzoñosas aguas malolientes del Arroyo de Las Cabezas. Unas aguas crecidas y donde siempre nos traemos alguna muestra en el calzado.

 Juancar, recibió un traicionero golpe en la cara por unas agresivas ramas de la orilla.


 Una cuesta más, un par de cerros con cuidados de poda y dos curvas, finalizaría esa ruta, que ya integra en sus filas a los participantes de las rutas C.

                                                       
 Los compañeros del recorrido A se fueron lejísimos y he aquí unas instantáneas de recordatorio de ese día






                                                          Aquí el recorrido de ese día.