Páginas vistas en total

España ................ ME GUSTA MI PAIS!!!.

TRADUCE El BLOG A TU IDIOMA O LENGUAJE

lunes, 4 de marzo de 2019

Por El Valle del Páramo


Sucinto resumen.
 Soleada y fresca mañana para ciclar hasta el cercano Valle del Páramo, donde el entusiasmo y las ganas de pedalear con la mejor compañía, fuere una de las rutas más bonitas de nuestro calendario.

 Salimos juntos siete bikers, aunque, en la instantánea, nos falta uno (Luciano) que por "fuerza mayor" hizo un recorrido adaptado a una necesidad imperiosa de última hora, modificando el, la ruta establecida, y acabarla un poco antes.


 Un plantel de nuevos y aventajados socios hacían el honor de participar con este Club, maravillándose con el bonito recorrido por los estrechos y serpenteantes senderos junto a los arroyos de este Valle.
 Los floreados árboles de principio de primavera, despedían una fuerte fragancia, aun sin recolectar por los insectos, esto hacía que pedalear, sea toda una  necesidad de lo más agradable.


 El trazado inicial de la ruta tenía un perfil muy "engañoso" pues, sus continuas bajadas y subidas de estos cerros hasta llegar al Valle del Páramo, "rompió" un poco el ritmo de este grupo y Víctor (el más joven) cayó en la "trampa" de principiante, haciendo un gran desgaste que unos kilómetros más adelante, pagaría con un aviso en los gemelos, recordándole que regule la marcha para mantenerse en el grupo y acabar en buenas condiciones. Todo quedó en un aviso.

 Con unas ruedas enormes en su bicicleta, se presentó Rafa. Una bicicleta eléctrica que no tenía ningún impedimento para atravesar las zonas más difíciles y complicadas del camino, pues su destreza y confianza en el manejo, parecía flotar sobre el terreno.


 Hicimos un alto para tomar algo y darnos un baño de Sol, descansando de los "rompe-piernas" anteriores.

 La marcha continuaba y Víctor empezó a rodar con fuerza tras su recuperación muscular, pero, Verónica, rápidamente le aconsejó que así no debería rodar para que no se "rompiese" y no desequilibrase la marcha del grupo. Este, obedeció el sabio consejo.

Tuvimos dos despistes de ruta y esto hizo más interesante la marcha. Gracias a la experiencia de Vicente por estos lares, pudimos regresar al camino oficial sin perdernos por los entramados caminos de la zona.

 Javier, completó la ruta  adaptándose a las calas de los pedales, no sin antes hacer la típica bajada de la bicicleta, [¡cada uno se baja de la bici como quiere!].
 Para que no se quedase solo en la anécdota, quien suscribe, hizo también una bajada de bici en solidaridad.

 En general, la ruta C de este Club Ciclista, transcurrió sin más anécdotas destacables de valorar como tal.

Pronto estaremos  agrupados en las rutas B.