Páginas vistas en total

España ................ ME GUSTA MI PAIS!!!.

TRADUCE El BLOG A TU IDIOMA O LENGUAJE

lunes, 20 de mayo de 2019

El grito de Ana


 Cuando el recorrido estaba casi finalizado y todo el esfuerzo de ese día ya llegaba a su fin, en un tramo tranquilo sin irregularidades ni repechos y donde el sol había reservado una estancia de reposo, algo nos alertó y sorprendió de manera inesperada en aquella calma relativa.

 Un grito de “susto y terror” alteró la armonía de la marcha de cuantos participábamos aquella jornada.

 Fue Ana, alertándonos un “peligro” en el borde del camino. 
 Una amable culebra de grandes dimensiones que sesteaba bajo el Astro Rey, a la que alteramos su descanso, lanzó un ataque defensivo sobre quien en ese momento pasaba junto a ella, la asustada criatura, por un momento creció en altura, alargando su cilíndrico cuerpo en vertical, presentando sus “fauces” a la altura de la rodilla, obligándonos a cambiar el rumbo rápidamente pasando con mimo y cuidando de no dañar al asustado reptil, solidarizándonos con su miedo. 
 Nadie salió herido y todo quedó en anécdota para relato.

 Anteriormente, también hubo un recuerdo de jornadas pasadas de aquel siniestro perro con pelajes desavenidos, [ese que nos apareció de entre las retamas aquél día.
 Volvimos a ciclar por el paraje donde rondaba esa mole de animal y…

 …Un distante ladrido de tono grave, pero con el volumen suficiente para alertarnos de su presencia, cambió el giro de nuestras cabezas hacia tal estruendo lejano y allí, se distinguía esa nube de pelo acercándose a gran velocidad a nuestro encuentro. Tal situación “terrorífica” obligó a acelerar la marcha en un terreno desfavorable para la carrera, pero, la adrenalina generada por tal emoción, ayudó sacando fuerzas en la huida, hasta perder de vista nuevamente a la “bestia”.


 El numeroso grupo presentado en la plaza aquél Domingo, se fusionó de alguna manera, con los amigos de El Último Repecho uniéndose con nosotros para acompañarnos y hacer la ruta conjuntamente. Con su experiencia y conocimiento de los caminos, aprendimos nuevos atajos y senderos que aplicaremos en el futuro para ampliar nuestras rutas en El Club Ciclista El Álamo.


Esta ruta conjunta nos llevó hasta los merenderos del Río Alberche, situado en el término Municipal de Aldea del Fresno. Nuestro guía nos llevó por empinados cerros y bajando a gran velocidad por caminos que el agua ha tallado en sus laderas, haciendo rápidas e interesantes esas bajadas técnicas en muchos tramos.

Una parada para reagruparnos y de vuelta para El Álamo.
Las buenas condiciones del terreno hicieron que el grupo rodara a gran velocidad, sin fatigas que lo impidiesen para alcanzar en las bajadas, velocidades propias de expertos profesionales en dominar las técnicas de la trialera.
 Aquí, en el tramo más sinuoso y cubierto de enormes cascotes y piedras sueltas, se produjo un pequeño contratiempo afectando a Juanma, su rueda trasera, impactó en uno de esos obstáculos seccionando en varios trozos tal objeto. Siguió descendiendo muy rápido, pero, a pocos metros, su rueda sufrió las consecuencias del impacto y perdió la presión y adherencia al terreno, poniendo el pie a tierra.


 Rápida también fue la reparación y sin perder más tiempo nos unimos al grupo que paciente esperaba comentando las incidencias y el estupendo día que nos hizo esa mañana de Mayo.


 Llegando a nuestro destino, otra incidencia obligó a parar, en este caso, una "traicionera rodera" en el camino, hizo que la bicicleta de Alejandro T. desconocedora del terreno (por nueva), no supiese resolver el bache que encontró y ambos, se dieron un revolcón con daños y raspones en rodilla y codo.

  Todos llegamos a destino esperando volver a compartir otra ruta en unos pocos días.
 Un saludo para todos los participantes. JJ.