Páginas vistas en total

España ................ ME GUSTA MI PAIS!!!.

TRADUCE El BLOG A TU IDIOMA O LENGUAJE

miércoles, 20 de marzo de 2019

Recorrido hasta las Placas Solares


 Parece que las fuerzas van llegando con resultados óptimos y ya es momento de ajustar los recorridos al ritmo de la mayoría. 
 Ese día, la ruta programada para el "tranquilo y paseante" grupo C, quedó "desierta" ya que, un atisbo de valentía, tras convencernos a los posibles participantes de ese recorrido, hizo que nos uniésemos a los intrépidos veteranos que hacen la ruta B, toda una aventura que aceptamos Javier y quien suscribe muy animados para afrontar el reto.


 Solo sería ampliar diez kilómetros a nuestro recorrido inicial, pero claro, el ritmo es otra cosa.   Teníamos la confianza que sin problemas, terminaríamos con gran solvencia aquella ruta preestablecida. 
 Y así fue. 
 Podemos considerarnos ya, participantes para las rutas B.


 Si algo hubiere que destacar de este CLUB, (entre otras cosas) en este día, fue el numeroso grupo formado para esa ocasión y las "contiendas" acaecidas por los caminos se resolvieron entre todos de manera rápida y precisa. 

 Se rodó nuevamente por tierras Toledanas y un verde paraje a las puertas de la Primavera, acompañó en gran parte a los ciclistas Alameños que fuimos entre la vegetación existente a orillas del Arroyo del Riachuelo, un Arroyo tan crecido por la zona de paso de nuestra ruta que, recorrimos casi en su totalidad por la orilla en busca de un acceso para cruzar al otro margen.

 Esqueléticos bosques tocados por los incendios, contrastaban en el bello entorno, con esa pena y rabia que el daño ha ocasionado a la indefensa naturaleza.





El sobre-esfuerzo aplicado en forma de palanca en el pedaleo y con gran potencia ejercida a la cadena y hacia los piñones de tracción de la rueda motriz, separó uno de los eslabones de unión, rompiendo al instante toda conexión con las piernas motoras que lo ejercían.

 Bueno, el caso es que Mariano rompió la cadena. 

 Y aprovechando el desaguisado mecánico, hicimos un descanso merecido.  



Sin tardanza, seguimos hacia nuestro cruce de caminos de las placas solares, habiendo recorrido la mitad de la ruta.



El destino, unos kilómetros más adelante quiso que nos cruzásemos con los participantes de la ruta de carretera y tras unos efusivos saludos moviendo los brazos al viento despedimos ese encuentro pasajero.


 Poco más tarde, concluimos esta nueva aventura de Domingo con el merecido refrigerio de fin de etapa. Quedando registrada para un futuro la ruta de ese día.